Nuestra Historia

Este texto no narra la historia de un negocio, relata la historia de cómo UNA PASIÓN se convirtió EN UN TODO

Pasó de ser una INFANCIA FELIZ, a ser MI PROFESIÓN, y al final, acabó convirtiéndose en UN MODO DE VIDA, el cual comparto con amigos, familia, compañeros de lucha, de sufrimiento, de alegrías, de infinidad de proyectos realizados y objetivos cumplidos.

Los Comienzos

Todo comenzó en 1987, la primera carrera que corrí, y por supuesto, allí estaba mi familia.


Poco a poco esta afición se convirtió en una costumbre, fines de semana, de pueblo en pueblo,
de carrera en carrera….

Conservo amistades que después de 40 AÑOS seguimos coincidiendo
en las carreras y guardo una buena infancia en mis retinas.

Crecimiento

Llega el momento en el que creces y tu vida profesional tiene que tomar un RUMBO.

Después de algunos trabajos que nada tenían que ver con este mundo, encontré un trabajo de mecánico en un taller de bicicletas, y de repente, como llegan muchas cosas en la vida, llegó la
oportunidad de crear un negocio, una tienda de bicicletas.

En aquel momento me plantee si sería capaz, pero al fin y al cabo, llevaba TODA MI VIDA EN ESTE MUNDO, “¿por qué no intentarlo?”.

Así fue como nació SPRINT BIKE, ha llovido mucho desde aquello, y no me
arrepiento de la decisión que tome.

El nacimiento de Sprint Bike

SPRINT BIKE nació como un negoció, de venta de bicicletas, de productos relacionados, etc.

Pero, a lo largo del recorrido, se van creando amistades con clientes que traspasan esa barrera,
llegando a convertirse en AMIGOS Y COMPAÑEROS DE CARRERA.

Empezamos animándonos a correr la Vuelta a la Marina. Éramos un pequeño grupo de amigos,
donde ESA SEMILLA FUE CRECIENDO, fueron años divertidos, con un sinfín de RECUERDOS y
ANÉCDOTAS.

Y llegó el momento de plantearnos
RETOS MÁS GRANDES

“¿Por qué no una QUEBRANTAHUESOS?”… pensamos, y nos embarcamos en esta hazaña.

Fue duro, pusimos nuestros cuerpos a prueba, nuestra RESISTENCIA FÍSICA Y MENTAL … y ¡LO CONSEGUIMOS!.

Ese fue el comienzo de unos años de Marinas y bajadas de tiempo en la Quebrantahuesos.

Cada uno de nosotros COMPITIENDO CONTRA SU PROPIA MARCA, una contrarreloj por arañar
unos minutos. Y aunque son peleas individuales, siempre envueltos de una ATMÓSFERA SANA.

Allí están tus compañeros, concentrados en su PROPIA LUCHA, pero no ajenos a las batallas que
se dan en ese campo de guerra, lleno de curvas, de inclemencias meteorológicas, de
abatimiento cuando no lo consigues y de inmensa alegría cuando has vencido a tu propia
versión del año anterior.

Y evidentemente, como en todo VIAJE, las VIVENCIAS que crean grupo y unen. Antes y
después de la carrera, rodillos en la habitación, RISAS, TÁCTICAS, amenazas de ataques… y
después de la llegada a meta, con el objetivo o no cumplido, las PALABRAS DE ÁNIMOS de los
compañeros, sus EXPERIENCIAS, las tuyas …y a descansar al hotel, mientras analizamos dónde
hemos fallado o cuando hemos ganado tiempo. Ycomo no, con buena filosofía a por el
SIGUIENTE RETO, ¡EL PRÓXIMO AÑO MÁS Y MEJOR!.

 

Así fue como nos embarcamos en un nuevo proyecto, La Marmotte Granfondo Alpes, marcha
épica donde las haya, una etapa mítica del Tour de Francia que reúne varios de los puertos más
famosos de los Alpes, más de 5000 metros acumulados en 174 km.

¡Y allá que fuimos unos cuantos VALIENTES, ¡TODA UNA EXPERIENCIA!.

Fue una lucha contra los elementos, salimos de España con un tiempo veraniego, y la sorpresa
fue el terrible día en el que se nos puso a prueba, agua, niebla, coronamos el Galibier nevando
y casi fue peor la bajada debido al frío, subimos el famoso Alpe d’Huez , con sus famosas
curvas con los nombres de los vencedores de etapa del Tour de Francia (leyendas del ciclismo),
y su final en alto, que exprimió al límite nuestro cuerpo.

Poco a poco fuimos CRECIENDO COMO GRUPO, ¡COMO UN TODO! y algunos formamos
familia, llegaron los hijos, pero no abandonamos este ESTILO DE VIDA. Al final no solo son las
carreras, sino como vives EL DÍA A DÍA . Vacaciones con la familia a Banyeres de Luchon, a Luz
Sansover, subimos los puertos más míticos de los pirineos Franceses, escapada a Bossòst , con
el trio al completo, HIJA, BICICLETA y PERRO, todos disfrutamos de los maravillosos paisajes, de
la naturaleza y de pueblos encantadores. Y por último viaje a L’Horta de San Joan , donde
recorrimos la vía verde en triciclo hasta Benifalle, con mi pequeña Leire.

Y inesperadamente, llegó la oportunidad de un nuevo reto, la Pedals de Foc, una ultramaratón
que recorre 215 km y una altitud acumulada de 5700 metros por los parques nacionales de
Catalunya y Alt Pirineu. Y como guinda del pastel, la de este año 2019 ha pasado a la HISTORIA
como la más calurosa y dura hasta el momento, debido a una ola de calor.

Al igual que en la vida hay experiencias que te hacen CRECER COMO PERSONA, también hay
marchas en tu vida que te hacen CRECER COMO DEPORTISTA y está fue una de ellas.

Al final cada vez NOS SENTÍAMOS MÁS GRUPO, y queríamos exteriorizar ese SENTIMIENTO, reconocernos entre la multitud y que en mitad de una marcha pudiésemos vernos y IDENTIFICARNOS con unos colores. Así es como empecé a crear maillots, a CREAR UNA IDENTIDAD, dar una imagen CON UNA POÉTICA PROPIA, cada NUEVO RETO tiene un NUEVA EQUIPACIÓN, un nuevo pantone y diseño, una nueva LECTURA VISUAL que nos ayuda a crear un SENTIMIENTO DE GRUPO, si cabe, más fuerte del que ya teníamos.
Esto es el resumen de como se crea un estilo de vida, que acabas compartiendo con un grupo, que disfruta al igual que tú con CADA NUEVO RETO, superando tiempos anteriores, errando en algunas decisiones y acertando otras, y todo se convierte en una HERMOSA HISTORIA de SACRIFICIO Y SUPERACIÓN que compartes con gente que te entiende, que vive la vida del mismo modo que tú, con un RESPETO POR EL DEPORTE Y LA NATURALEZA, y con una pasión inigualable por la bicicleta.